martes, 16 de enero de 2018

Asesinato en Charlton Crescent - Annie Hyanes



Título: Asesinato en Charlton Crescent (Edición ilustrada)
Autora: Annie Hyanes
Publicación: dÉpoca, noviembre de 2017
Páginas: 270

Lady Anne Daventry sospecha que alguien de su círculo más cercano quiere asesinarla y, aunque a Bruce Cardyn, un detective privado que se hace pasar por su nuevo secretario, sus peores presagios se ven cumplidos, lo que obliga a intervenir a Scotland Yard en la persona del inspector Furnival. Secretos y codicias salpican al elenco de familiares y servidumbre, pues todos los presentes en la mansión han tenido la oportunidad de cometer el crimen.
Todos son sospechosos, y el inspector Furnival deberá hacer uso de su pericia para resolver el crimen. Nos encontramos en un escenario cerrado con un grupo limitado de sospechosos, un planteamiento que puede recordar a obras posteriores como Diez Negritos (1939) o Cartas sobre la mesa (1936), dos de las inolvidables novelas de Agatha Christie.

Mis impresiones

La última novedad del sello editorial dÉpoca, dentro de colección Noir, es Asesinato en Charlton Crescent que fue publicada originalmente en el año 1926 y cuya autora es Annie Hyanes. Hasta el momento no había sido traducida a nuestro idioma. Esta escritora inglesa es considerada por muchos críticos la «principal rival de Agatha Christie» por sus novelas de misterio. Gracias al prólogo de Juan Mari Barasorda nos haremos con más datos sobre su peculiar vida.

Como siempre la edición está maravillosamente cuidada y traducida por Rosa Sahuquillo y Susanna González, conservando las ilustraciones originales de Harrison Fisher y F. Underwood de las que os dejo una pequeña muestra. Realmente son maravillosas.

“Lady Anne Daventry no era una anciana agradable. Sus personas más cercanas y estimadas encontraban algunas dificultades para congeniar con ella, sus sirvientes la tenían por «cascarrabias», y solo sus contemporáneos, aquellos que la recordaban en su remota hermosura de juventud, alegaban que tenía buen corazón

La novela comienza cuando Lady Anne Daventry, una anciana de carácter avinagrado causado por las grandes desgracias que le ha tocado vivir, contrata los servicios de los investigadores privados Wilkins y Alleyn porque sospecha que alguien de su círculo cercano pretende asesinarla. A su llamada acude Bruce Cardyn, que se hará pasar por el secretario recién contratado, e infiltrado en la casa intentará descubrir qué ocurre a espaldas de Lady Anne. Sin embargo poco o nada le da tiempo a descubrir porque unos días después la mujer es asesinada en Charlton Crescent, su propia casa mientras toman el té.

Con el crimen pertrechado es ahora el inspector Furnival, de Scotland Yard, quien debe ocuparse de la investigación oficial. Tiene una mujer asesinada con un puñal, el escenario de un crimen y varios sospechosos entre los que se encuentra la servidumbre de la casa y los familiares de la propia víctima.

Asesinato en Charlton Crescent es una novela de misterio o policial de corte clásico que nos evocará al estilo de las obras de Agatha Christie. Así que si os gustan sus novelas no podéis perderos esta. Se trata de desentrañar al culpable y las razones que le han llevado a cometer el crimen. Y la investigación se llevará a cabo observando pistas (ya con el uso de las huellas dactilares y otros métodos similares de la época que ha sido un detalle que me ha llamado la atención) y mediante la deducción. No es que presente un formato original ahora mismo pero su efectividad depende del ritmo, de la intriga y de cómo se desarrolle, que en esta ocasión está muy bien logrado.

De esta forma entramos en las intimidades de una gran mansión en la que iremos descubriendo secretos, romances y ambición entre otras cosas. Una novela cargada de suspense e intriga, con giros que dan la vuelta a la historia y que nos harán recelar de cada uno de los cinco sospechosos principales. Porque son ellos quienes estaban en la misma habitación que la víctima, justo en el momento en que se asomaron a la ventana para intentar dilucidar lo que era una sombra que se movía tras ella.

Y será el inspector Furnival quien se ocupe de averiguar lo sucedido. Un hombre de gran astucia e inteligencia al que no se le escapa nada. Cada pequeño detalle supondrá para él una gran pista. Tendrá que evaluar quienes de sus familiares o su personal tendría algún motivo para ver a la anciana muerta. ¿Será el dinero que poseía la anciana? ¿Serán viejos rencores enconados?

Sobre el resto de los personajes poco a poco nos iremos dando cuenta que papel juega cada uno en la historia. A la anciana la perdemos casi al principio. Una mujer a la que poca familia le queda habiendo enviudado y perdido a sus hijos en la guerra. Los familiares más próximos que tiene son sus sobrinas y la nieta de su esposo, que viven temporalmente en Charlton Crescent y el joven John que visita la familia con mucha asiduidad. Claro está que también hay que contar con las doncellas, criadas y por supuesto, no puede faltar, el mayordomo. 

Es una novela que se lee con muchísimo agrado, no solo por la intriga que presenta sino porque además veremos en ella algunas pinceladas de la vida en Inglaterra a principios de los encantadores años veinte. La autora no ha sobrecargado la historia de detalles, pero sin embargo del contexto, situaciones y personajes se pueden extraer cierta información. Veremos algunas de las rígidas normas sociales y de conducta, veremos la importancia del dinero o la posición.

Y me parece muy acertada a forma narrativa que Annie Haynes le da a esta novela. Muy ligera y muy ágil por su estilo sencillo, cuidado y directo y con la utilización de muchos diálogos que imprimen movimiento y dinamismo. Algo que toda historia de intriga y misterio necesita y la autora sabe mantener esa tensión intacta desde el principio hasta el final. No hay un solo momento en que decaiga la historia. Ya desde la primera página comenzamos a hacernos preguntas, siendo una de esas novelas que hacen participe al lector de la investigación. Es imposible no sospechar y hacer tus propias cábalas. Aunque con algunos giros puede ser que veamos cómo nos hemos equivocado o que vamos en buen camino.

Conclusión

Asesinato en Charlton Crescent es un clásico que recuperamos gracias a dÉpoca y que nos da a conocer una historia cargada de intrigas y secretos en los que no puede faltar un crimen, varios sospechosos y una investigación. Muy recomendable su lectura.



lunes, 15 de enero de 2018

El conde de Montecristo - Alexandre Dumas



Título: El conde de Montecristo
Autor: Alexandre Dumas
Publicación: Navona, noviembre de 2017
Páginas: 1261

El conde de Montecristo es uno de los clásicos más populares de todos los tiempos. Desde su publicación, en 1844, no ha dejado de seducir al gran público.

Principio del formulario
Edmond Dantès es un joven marinero, honrado y cándido, que lleva una existencia tranquila. Quiere casarse con la hermosa Mercedes, pero su vida se verá arruinada cuando su mejor amigo, Ferdinand, deseoso de conquistar a su prometida, le traicione vilmente. Condenado a cumplir una condena que no merece en la siniestra prisión de castillo de If, Edmond vivirá una larga pesadilla de trece años. Obsesionado por su inesperado destino, dejará de lado sus convicciones en torno al bien y el mal, y se dedicará a tramar la venganza perfecta. Historia transida de densidad moral, El conde de Montecristo es, hoy como ayer, una novela amena, iluminadora y fascinante en sus múltiples dimensiones.

Mis impresiones

Siempre he apostado por los grandes clásicos. Estoy convencida de que además de ayudarnos a conocer la cultura literaria universal nos aportan visiones o ideas que los libros de ahora no lo hacen. No lo digo como una crítica, sino que la sociedad ha cambiado y nosotros nos hemos adaptado a esta nueva forma de vivir. Pero también sé que no todos los clásicos son fáciles de digerir, que algunos se nos atragantan y no hay forma de hacernos con ellos. Con este miedo comencé a leer El conde Montecristo, un clásico que está muy presente desde su publicación en 1844, por su considerable extensión. Ahora os cuento mis impresiones.

“El 28 de febrero de 1815, el vigía de Notre-Dame-de-la-Garde señaló la presencia del velero de tres palos el Pharaon, procedente de Esmirna, Trieste y Nápoles.
Como de costumbre, un práctico partió al punto del puerto, costeó el castillo de If y fue a abordar el navío entre el cabo Morgiou y la isla de Riou.
Y como de costumbre, la explanada del fuerte Saint-Jean se había llenado de curiosos; porque en Marsella la lelegada de un navío supone siempre un gran acontecimiento, sobre todo cuando el navío ha sido construido, aparejado y estibado, como el Pharaon, en los astilleros de la antigua Focea, y pertenece a un naviero de la ciudad.”

La novela comienza cuando el joven Edmond Dantés llega al puerto de Marsella capitaneando el Pharaon. Su capitán había muerto de unas fiebres durante la travesía y le había dejado al mando a pesar de su juventud pero determinado por el carácter responsable, generoso y honrado que apreciaba en el joven.

El dueño del navío, el señor Morrel, pretende que a partir de ese momento Dantés sea el nuevo capitán y él recibe la noticia con ilusión. Pero sin embargo sus prioridades en ese momento son ver a su anciano padre, que vive solo y de forma muy humilde, y a su novia Mercedes con la que desea casarse inmediatamente.

Pero el éxito o la buena fortuna del joven sembrarán la peor envidia en tres hombres: Fernando, el primo de Mercedes que está enamorado de ella, Danglars, encargado del Pharaon que aspira a ocupar el lugar de Dantés, y Caderouse, un sastre que conoce de toda la vida. Aunque este último no participa en exceso disfruta por unos minutos de la idea del complot que los otros dos hombres urdirán y  que llevará a Edmond a las mazmorras del Castillo de If, situado en una isla en la que solo existe esa una cárcel para presos políticos.

Os he contado el argumento de forma muy general y sin entrar en demasiados detalles ya que son muchísimos los acontecimientos que ocurren en esta novela, que para mí ha sido todo un novelón. Y es difícil hablar de ella sin desvelar demasiado aunque creo que es tan conocida que a pocos os resultará novedoso lo que cuente. Es una historia que es difícil catalogar ya que tiene aventuras, drama, emociones, injusticias y una fuerte carga moral y reflexiva. Esta nos lleva a pensar sobre el afán de venganza, en cómo nos ciega y sobre las consecuencias que tienen no solo sobre a aquellos que castigamos sino que puede ser que sin querer también hagamos daño a gente que no tiene nada que ver.

El protagonista de esta historia, un joven de buen corazón, noble y de buenas intenciones, será encarcelado injustamente y pasará muchos años en un frío calabozo. Después de vivir muchas experiencias y averiguar el motivo por el que fue apresado (durante su cautiverio nunca tuvo conocimiento de la razón que le llevó allí) se convertirá en el Conde de Montecristo y la venganza se convertirá en una de sus principales motivaciones. Pero no es el único sentimiento que mueve al personaje porque sabrá diferenciar perfectamente quienes son sus amigos y quienes sus enemigos. Con todo por lo que pasa, la soledad, el frío, el hambre, la oscuridad durante una década, Dantés se obsesiona con administrar la justicia, diferenciando él mismo la bondad de la maldad.

Aunque no solo veremos sufrir a este personaje porque también es capaz de cambiar el rumbo de su vida. Y no puedo contaros más para no destripar la novela. Habrá otros muchos personajes inolvidables que me ha encantado conocer como el abate Faria, a quien todos toman por loco pero que para el lector es una figura a la que llegaremos a apreciar mucho. O el ambicioso Villefort, a quien en cambio no le tendremos mucha estima. Cito estos por resaltar algunos pero en la novela hay muchísimos nombres más que irán desempeñando su función en la historia.

Si os decía antes que cogí la novela con miedo, todas estas reservas se disiparon en los primeros capítulos porque es una novela que te atrapa y una de las razones es su personaje pero también que es sumamente entretenida. De hecho me ha parecido muy buena novela a pesar de que en algunos momentos quizás sea un poco más lenta o parezca que Dumas se distraiga de su objetivo.

La novela fue escrita en el siglo XIX y obviamente no nos vamos a encontrar con una narrativa actual sino con un estilo algo arcaico al que a pesar de ello no cuesta adaptarse tras unas cuantas páginas. Es una novela en la que hay momentos muy emocionantes y otros en los que la acción está mucho más dosificada. Hay hay momentos en los que la prosa se vuelve bastante descriptiva, dando mucha riqueza en detalles pero obviamente ralentizando la historia. Dumas me ha parecido un gran narrador y merece la pena en ciertos momentos tener paciencia con él porque hay recompensa.

El conde de Montecristo se desarrolla en diversos lugares de Francia, Italia y algunas Islas del Mediterráneo en la primera mitad del siglo XIX. En unos años de incertidumbre política en los que el gobierno de los países cambiaba de manos con facilidad pero por medio de la fuerza. Creo que el contexto está muy logrado haciéndonos una perfecta idea de la forma de vida y la organización social en la que sus personajes cohabitan. El dinero, la ambición, el poder son aspiraciones que, como ocurre hoy en diversos ámbitos, también lo hacían en aquel momento.

Y como dato adicional, aunque estoy segura de que ya tenéis conocimiento de ello, deciros que esta historia es una de la más versionadas en el cine y series, existiendo muchísimas adaptaciones en diferentes años. No he visto ninguna a la espera de leer este libro así que no os puedo recomendar ninguna en concreto.

Conclusión

Considero que El conde de Montecristo es uno de esos clásicos a los que merece la pena dedicarles tiempo. Una novela de aventuras llena de emociones y que te lleva a reflexionar junto a su protagonista.



domingo, 14 de enero de 2018

Ganadoras de Reino de fieras

Maite Gil

Irene
Isabel
Twins
Enhorabuena a todas. Teneís que reclamar vuesto ejemplar enviandome un email en un plazo de 24 horas